Consultas de tarot-horoscopo-uniones de parejas-carta de la suerte-magia egipcia-reiki-abre caminos-velomancia-exu y pomba gira-trabajos a distancia

La Ley de Atracción

¿Quieres atraer muchas cosas a tu vida pero no te ves capaz? ¿Te despiertas todas las mañanas con la intención de comerte el mundo pero tus pensamientos negativos te impiden ir más allá del primer bocado?

Muchas personas siguen al pie de la letra todos los pasos necesarios para tener éxito en sus atracciones pero no terminan de conseguirlo. “¿Por qué?” te preguntarás. Pues simplemente porque su negatividad les hace atraer más de lo mismo. ¿A ti también te pasa? Entonces este artículo es para ti.

Causa y Efecto, que no es más que un término científico para la ley de atracción también conocido como de siembra y cosecha, es como todas las leyes universales, sumamente importante para comprender si es para aprender a atraer la abundancia y la felicidad que deseo en su vida.

Como todas las otras leyes universales que se han puesto en marcha por la Fuente del todo, la Ley de Causa y Efecto es inmutable, firme, deliberada, y precisa que es la aplicación y la entrega. Es, como todas las otras leyes universales, no conoce los prejuicios y la entrega en la proporción exacta de la misma para todos, independientemente de la creencia, edad, sexo, origen o religión basada en las semillas que usted elija para plantar.

A diferencia del hombre convertido en ley, la Ley de Causa y Efecto es ineludible y ofrece de nuevo a usted, los resultados de lo que dan al universo, que depende sólo de cualquier acción o inacción que usted elija para tomar.

La Ley de Causa y Efecto es conocida también como Ley de Consecuencia, Retribución o Compensación. La Ley de Causa y Efecto es una ley que funciona perfectamente en todos los planos y trae a la realización todo lo que sembramos, tanto en pensamiento, palabra y acciones. Esto quiere decir que todo lo que hacemos pone en movimiento una causa y ésta trae una consecuencia, positiva o negativa, que dependerá de la causa puesta en movimiento.


No existe el azar, la buena suerte o la mala suerte, sólo resultados.
El pensamiento representa la semilla, y los últimos pensamientos, palabras y acciones representan la consolidación de esa semilla, como el sol y el agua fueron el factor de fomento de la semilla. Si cambias la calidad de tu pensamiento, cambiarás la calidad de tu vida. El cambio de tu experiencia interior traerá consigo el cambio de tu experiencia exterior.

Recogerás lo que has sembrado ya sea negativo o positivo. Ahora mismo lo estás haciendo.

Todo lo que eres o llegues a ser será el resultado de tu modo de pensar y de tu actitud. Tengamos en cuenta que el pensamiento es el arma más importante para lograr nuestros objetivos. Si deseamos a los demás buenas cosas, entonces estamos al mismo tiempo deseándonos buenas cosas para nosotros mismos.

Un pensamiento de paz cosechará cientos de estados de paz, de igual forma, un pensamiento de odio, cosechará cientos de odio.

Un pequeño giro en la forma de pensar produce cambios. Es necesario enfocarnos en que queremos y por que lo queremos, lo cual evocará una emoción. Dicha emoción nos acercará o distanciará de lo que deseamos: me siento bien (en cualquiera de sus formas y grados) me acerco a lo que quiero manifestar; me siento mal (en cualquiera de sus formas y grados) me alejo de mi deseo.
El “cómo” y “cuándo” se darán las cosas no nos corresponde a nosotros manejarlo ni decidirlo. El Universo/ Dios /Ser Superior es quien sabe la mejor forma y el momento indicado para manifestar lo que deseamos.

Estar atentos es nuestra función. Estemos atentos a las nuevas ideas que nos vienen a la cabeza o a las situaciones que se presentan. Por ejemplo: yendo al almacén me encuentro casualmente con la persona que trae una solución a mi problema o recibo el llamado que esperaba. El “cuándo” y “cómo” manifestar lo que deseo me lleva a querer manejar las situaciones externas que están mas allá de mi control y eso va justamente en contra de la Ley de Atracción, la cual alienta el fluir con la vida, CONFIANDO que todo está bien y merezco lo que anhelo.

La Ley de Atracción en La Argentina La Ley de Atracción en La Argentina