Consultas de tarot-horoscopo-uniones de parejas-carta de la suerte-magia egipcia-reiki-abre caminos-velomancia-exu y pomba gira-trabajos a distancia

Contexto Histórico Del Satanismo

El satanismo deriva originalmente de las antiguas raíces paganas y sus prácticas en el surgimiento de los ciclos naturales de la tierra y sus rituales en honor de las fuerzas de la naturaleza, el cambio de estaciones, el sol y la luna. Durante muchos años estas prácticas paganas antiguas eventualmente se convirtieron en lo que se conoce como el principio primordial de la brujería europea y es desde aquí donde podría decirse que los principios del satanismo comenzaron. Las prácticas de brujería originales eran muy oscuras y se trabajaba con las fuerzas de la naturaleza; los espíritus de la naturaleza.

Estas prácticas antiguas estaban muy lejos del movimiento neopagano y lo que ahora son términos como brujería la cual se popularizó en un arte moderno, y no es a lo que me quiero referir. La brujería antigua y verdadera no estaba diluida en un blanco de fantasía positiva, fue cruda y muy cerca de las prácticas del vudú africano y el chamanismo intentando mantenerse fiel a las viejas maneras de ser uno con la naturaleza y los espíritus de la tierra; por lo tanto, tener una conexión fuerte y real con lo que hoy en día se conoce con el título de Satanás y las fuerzas infernales. El término Satán es un título moderno que proviene desde el cristianismo y otras religiones abrahámicas al igual que muchos otros términos que se han vinculado al mal y a lo negativo para conducir al miedo en sus seguidores.

Desde el nacimiento de los ritos paganos antiguos, el hombre ha dado diversos títulos de sus deidades los que van cambiado varias veces pero no importa lo que el título puede ser porque la esencia es la misma fuerza y significado detrás de él.

Satanás es un término utilizado básicamente por el cristianismo y el término satanismo se ha utilizado para describir una religión organizada anteriores a los tiempos modernos (tal vez ni siquiera antes a Lavey), pero una creencia primitiva en un tipo de figura de Satanás y una práctica religiosa o espiritual en honor a las fuerzas de la naturaleza pueden considerarse como las raíces desnudas del satanismo, porque aquí es donde la brujería comienza y esto como se ha dicho es una rama del antiguo paganismo y el satanismo como una práctica y religión nacieron de la misma base original.

Debo aclarar que Lavey llevó el satanismo como una religión atea, más bien anti-religiosa con el título de Satanás, para los ojos de los medios de comunicación estadounidenses porque como sabemos el satanismo laveyano es estrictamente ateo a pesar de sus indicios de puntos de vista espiritual o teístas. De alguna manera intentó eliminar la espiritualidad y crear algo que pudiera ser presentado al público durante ese período de tiempo cuando era la gran oportunidad de dar a la luz un nuevo movimiento religioso.

No hay pruebas a través de los libros de historia de la antigua Europa mostrando el satanismo refiriéndose a él como una práctica organizada de estas fuentes, aunque a veces se refieren a ellas como luciferismo. Por supuesto hay numerosas historias sensacionalistas pero hay algunos hechos históricos encontrados que evidencian un satanismo organizado que es anterior a la cristiandad que tenían este oscuro reconocimiento a las intensas fuerzas inexplicables de la naturaleza y que perfectamente encajaría esta fuerza natural como Satanás, sabiendo que el título es una invención posterior.

La gran mayoría de los satanistas modernos, especialmente los que se atascan en los foros de internet hoy en día, no tendrían idea lo que es el satanismo si no fuera por Anton Lavey con su enfoque filosóficamente ateo y no importa lo que fue o pudo haber sido según distintos criterios, pero sin duda desde entonces ha acercado a muchos curioso con su iglesia de Satán, y su filosofía se acepta hoy en día guste o no.

Las huellas de la brujería fueron traídas por los pobladores de la antigua Europa (sobre todo Finlandia y Suecia) todo se transmitía de boca en boca, muchas tradiciones populares mágicas se mantenían en secreto para los que fueran dignos de su conocimiento.

Cuando hoy en día hablamos de satanismo y brujería es muchas veces mal visto porque al vulgo le encanta el mito y los cuentos de terror.

A pesar de la toma de posesión del cristianismo en toda Europa, Satanás se volvió como una forma de rebelión por lo tanto mezclar su esencia con prácticas de culto y el honor a la naturaleza y los espíritus de la tierra con intención anti-cristiana de tradiciones invertidas (que para la iglesia es considerado blasfema) se comienza a reconocer a Satanás como dios porque en el nombre de las fuerzas que trabaja es lo que los cristianos temían. Nótese que finalmente sigue siendo el mismo ser / fuerza / espíritu con nuevos nombres.

Algunas de sus antiguas creencias y prácticas tomaron los mitos cristianos acerca de Satanás y la incorporación de este diablo en sus prácticas.

Podemos concluir que Satanás es una fuerza, dentro de la naturaleza que ha sido denominado con muchos títulos por el hombre desde los albores del tiempo, que va más allá de lo humano pero ejerce en nuestro interior una profunda fascinación correspondiente a una dimensión que se encuentra en nuestro interior más inexplorado, un llamado a la evolución del pensamiento.

El Satanismo en La Argentina