Consultas de tarot-horoscopo-uniones de parejas-carta de la suerte-magia egipcia-reiki-abre caminos-velomancia-exu y pomba gira-trabajos a distancia

Chakras

En sáncrito, el término chakra significa “rueda que gira”. Nuestro cuerpo posee 7 chakras mayores o principales y numerosos secundarios o menores. Según numerosos investigadores los chakras tienen memoria, es decir, que recuerdan absolutamente todas las vibraciones que han pasado por nuestra vida, tanto de la actual como de otras exsistencias vividas a través de las diferentes reencarnaciones.

Por tanto, son centros de energía pero también de experiencia a los que recurrir en meditacion o visualización para poder descubrir qué falla en nuestro cuerpo o de qué experiencia no hemos terminado el aprendizaje.


¿PARA QUÉ SIRVE UN CHAKRA?

Cada chakra es rector de una serie de zonas del cuerpo y se siente directamente afectado por determinadas emociones. Cuando un Chakra se bloquea, ya sea porque nos sentimos incapaces de canalizar una sensación, emoción o vivencia, decimos que está perturbado, con el consiguiente riesgo de la generación de una dolencia en el plano físico.

La misión del chakra es que todo en nuestro interior energético funcione de forma correcta, así pues su utilidad es fisiológica por una parte y espiritual por otra.


¿CÓMO SE DESBLOQUEA UN CHAKRA?

Si bien como hemos indicado en recuadro, al margen, cada chakra posee un color y cada persona percibe sus puntos de energía con una coloración determinada.
Cuando un chakra se bloquea puede aparecer cierto dolor en la zona en la que se encuentra.

De igual manera si sabiendo dónde están efectuamos una visualización, interiorizando por nuestro cuerpo hasta localizar cada uno de los chakras, veremos que la energía se nos muestra perturbada.

Hay varias maneras para desbloquear un chakra, una de ellas es concentrarse en dicho puntoal tiempo que se recita durante unos minutos el mantra que le corresponde.

De esta forma el sonido expande la energía y la regula. Otro sistema es a través de una simple ducha, aplicando directamente el chorro de agua en la zona aproximada donde está cada chakra, al tiempo que nos concentramos en que la energía allí condensada se expande.


DISTRIBUCION DE LOS 7 PUNTOS DE ENERGÍA A TRAVÉS DEL CUERPO.

El primer chakra está ubicado entre el ano y los genitales.

El primer chakra rige la constitución física, la circulación en la parte inferior del cuerpo, la sexualidad y todo lo relativo a la supervivencia. Cuando la energía funciona bien y el cuerpo se encuentra sano y fuerte el chakra está en perfecta armonía. En cambio, cuando está alterado, podemos apreciar una falta de interés y de pulsión de la energía sexual. Aparece la frigidez, la impotencia y las enfermedades en los órganos sexuales. Su bloqueo también puede manifestar falta de vitalidad, disminución de interés por la vida.


Segundo chakra:

Se encuentra a 4 dedos debajo del ombligo o tan-tien.

Es un centro de energía que se asocia con la experiencia emocional, tanto propia como la que mantenemos con amigos, familiares y parejas. Este chakra manifiesta nuestra vulnerabilidad, sensibilidad, pasión e intercambio en las relaciones personales. A través del chakra descubrimos nuestras necesidades y la mayoría de los deseos emocionales.

Cuando su funcionamiento es correcto nos sentimos equilibrados, percibimos la riqueza de matices que hay a nuestro alrededor. En momentos como esos es cuando sentimos libremente la fluidez entre nuestras emociones y las de aquellas personas con las que tenemos un vínculo afectivo o emocional. Si está bloqueado tenemos agresividad, nos sentimos desamparados y podemos llegar a creer que los demás ni nos aprecian ni nos entienden.


Tercer chakra:

El tercer chakra se encuentra en el plexo solar (o en el estómago)

Afecta en los aspectos emocionales pero es, ante todo, centro de poder, fuerza y equilibrio, por eso se vincula con la voluntad que dirige nuestras vidas. Cuando está activado de forma correcta nos sentimos plenos con las acciones que realizamos, tenemos capacidad creativa, imaginativa y hasta organizativa. En cambio cuando una situación o acción bloquea el chakra podemos padecer miedo, angustia y hasta reacciones de cólera.


Cuarto chakra.

Se localiza en el corazón. Está en el plexo solar a la altura del corazón y su principal función es equilibrar nuestras dos naturalezas: la materia y la espiritual. En él confluyen los otros chakras y nuestras condiciones físicas, emocionales, mentales y espirituales.

En este chakra desarrollamos amor incondicional y sin prejuicios de ningún tipo hacia todas las personas que notamos vibran en una sintonía que nos resulta común. La tristeza y la alegría son dos de los elementos principales de este chakra. Por tanto, cuando el chakra está activo la persona vive alegría, sentido del humor y optimismo. Por el contrario, cuando existe bloqueo en el chakra aparecen la apatía, la ansiedad, angustia, desgano. Etc.


Quinto chakra (laríngeo)

Se encuentra en la garganta y está directamente relacionado con la comunicación, es decir, con lo que decimos y con todo lo que callamos. Rige lo que pensamos y la energía que destilamos cuando efectuamos una afirmación y al tiempo se contrae cada vez que acatamos una orden sin estar conformes o callamos por miedo, temor o inseguridad.

Cuando su funcionamiento es correcto nuestras palabras fluyen libremente y sin tapujos, al ritmo de las ideas y la comunicación con todas las personas de nuestro entorno es libre, a la vez que somos capaces de estar abiertos a las ideas de los demás. En cambio cuando se producen un bloqueo, desestimamos la comunicación tendemos a la discusión fácil e incluso al enojo por las palabras de los demás.


Chakra del tercer ojo

Se encuentra en el centro de la cabeza (entrecejo) y gobierna las funciones del subconsciente y del inconsciente. De él dependen la intuición e incluso la clarividencia y muchos de los fenómenos psíquicos. En él se encuentran las funciones del cerebro y de la mente. Por él converge la energía que ponemos en las ideas y en la opinión que tenemos sobre nuestra persona.

Por lo general cuando está funcionando con normalidad nos sentimos bien y felices con lo que hacemos o pensamos. Se desarrolla nuestra creatividad, imaginación y velocidad de reacción.

En cambio, cuando está alterado podemos padecer dolores de cabeza, inseguridad y stress.


7mo. Chakra – coronario

Lo encontramos en la coronilla. Es el punto místico que tantas religiones han buscado potenciar a través de los diferentes ejercicios de meditación y trascendencia. Este chakra rige las creencias e ideas espirituales.

Cuando está activo nos mostramos solidarios, nos preocupamos por los demás, por su bienestar y evolución. En cambio si el chakra está bloqueado podemos tener confusión no sólo en cuanto a nuestras ideas religiosas o espirituales sino también sobre nuestra ética y moral.

Chakras en La Argentina Chakras en La Argentina