Consultas de tarot-horoscopo-uniones de parejas-carta de la suerte-magia egipcia-reiki-abre caminos-velomancia-exu y pomba gira-trabajos a distancia

Alta Magia

¿Existe una magia, existe verdaderamente una ciencia oculta que sea ciertamente un poder y opere prodigios capaces de competir con los milagros de las religiones autorizadas?

A estas preguntas, y a otras, responderemos con una palabra y esta palabra es: SI
Sí, ha existido y todavía existe una magia poderosa y real.
Sí, todo cuanto las leyendas dicen es cierto; aquí, única y contrariamente a lo que ocurre generalmente, las exageraciones populares no eran tales, sino que estaban muy por debajo de la verdad.

Sí, existe un secreto formidable cuya revelación ya ha trastornado el mundo, como lo atestiguan las tradiciones de Egipto, resumidas simbólicamente por Moisés, en el comienzo del Génesis.

Sí, existe un dogma único, universal, imperecedero, fuerte como la razón suprema, sencillo como todo lo que es grande, inteligible como todo lo que es universal y absolutamente verdadero, y ese dogma ha sido el padre de todos los demás.

Esta "filosofía oculta" parece haber sido, en consecuencia, la nodriza o la madrina de todas las religiones, la palanca secreta de todas las fuerzas intelectuales, la llave de todas las oscuridades divinas y la reina absoluta de la sociedad, en las edades en que ella estaba exclusivamente reservada a la educación de los sacerdotes y los reyes. Había reinado en Persia, con los Magos, que un día perecieron, tal como perecen algún día todos los que se consideran "dueños del mundo", por hacer abuso de su poder; había dotado a la India de sus más maravillosas tradiciones y de un lujo increíble de poesía, de gracia y de terror en sus emblemas; había civilizado a Grecia mediante los cuidados de las liras de Orfeo; ocultaba los principios de todas las ciencias y de todos los progresos del espíritu humano, en los audaces cálculos de Pitágoras; la fábula estaba llena de sus milagros, derrumbaba o fortalecía los imperios en virtud de sus oráculos, hacía palidecer a los tiranos sobre su trono y dominaba en todos los espíritus, ya sea por la curiosidad o por el temor.

A esta ciencia nada le es imposible; manda sobre todos los elementos de la naturaleza, conoce el lenguaje de los astros y dirige la marcha de las estrellas; a su través los muertos se levantan de sus tumbas; es dueña del amor y del odio, pudiendo manejarlo a su antojo, como así también puede dar a los corazones humanos el infierno o el paraíso; dispone a su placer de todas las formas y distribuye como le place la fealdad o la belleza; dispone de la vida o de la muerte; pudiendo también conferir a sus adeptos la riqueza y la inmortalidad, a través de su "quinta esencia" y su "elixir", compuesto de oro y de luz.

He aquí lo que había sido la Magia en la antigüedad, desde Zoroastro hasta Moisés, desde Orfeo hasta Apolonio de Tyana; cuando el cristianismo osó fulminar públicamente su filosofía con su anatema, reduciéndola por dicho motivo a ser cada vez más oculta y más misteriosa que nunca. En consecuencia, esta ciencia se vio obligada a ocultarse para librarse de las apasionadas y continuas agresiones a que se vio sometida a lo largo de la historia.

Alta Magia Victor Hugo Alta Magia Victor Hugo